Árnica

Arnica-Arnica montana

Árnica montana

Compuestas, Se destila la planta.

Principios activos:

Lactonas, Triterpenos pentaciclicos, Taninos, Ácidos fenil-carboxílicos, Umbeliferona, Escopoletina, Polisacáridos, Carótenos, Fitosteroles, Colina.

Propiedades:

Circulatorio, Descongestivo, Vulnerario (cicatrizante), Antiséptico, Antiespasmódico, Tonificante.

Indicado para:

Sistema digestivo: Gingivitis (en gárgaras).

Sistema circulatorio: Estimula la circulación sanguínea, la vasodilatación y la circulación periférica. Evita la formación de coágulos y hematomas. Favorece la actividad cardiaca y la curación de las heridas.

Sistema muscular y óseo: Estimula la curación de golpes torceduras y esguinces. Artrosis, artritis, alteraciones reumáticas.

Sistema nervioso: Tonificante.

Otros: Fiebres tifoideas y disentería.

Uso externo

Masaje: Del 3 al 5% de AE (Aceite Esencial) mezclado con el aceite portador.

Gárgaras: Dos gotas en medio vaso de agua.

Uso interno

Desaconsejado para uso interno.

Polaridad energética:

Yang

Botiquín:

Necesario

Una respuesta a “Árnica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *