Cuarzo transparente, Cristal de roca o Hialino

 

Del grupo de los silicatos, cristales hexagonales apuntados por prismas hexagonales, sueltos en geodas o en drusas, es el cuarzo en su estado más puro, la variedad incolora, sin impurezas ni inclusiones que afecten su transparencia, de brillo vítreo, a veces craso.

Las distintas clases de cuarzos se deben a las diferencias en las inclusiones de otros elementos, diferencia de presión y temperatura en su formación, existiendo multitud de variedades según color, formas, prismas, bandeado, inclusiones etc…

Es uno de los minerales más frecuentes en todo el planeta.

Su nombre proviene del griego “Kristallos”, que significa hielo, en su creencia de que era agua congelada que nunca se derretía.

De vibración molecular hiperestable e intensa, sintoniza con la armonía cósmica , contiene en él todos los colores de los rayos cósmicos, por lo que se puede aplicar en cualquier chakra, es el cristal sanador por excelencia, de una gran elevación espiritual, aporta fuerza, limpieza y renovación, fabuloso para afrontar nuevos cambios.

Cristal fácilmente programable para enfocarlo hacia un propósito determinado.

Su gran capacidad de canalizar energía especialmente en sanación, se debe a su estructura cristalina helicoidal interna, y a su macroestructura facetada piramidal (seis caras referentes a los seis primeros chakras), y a su ápice (que corresponde al chakra coronario), por lo que además de transmitir todo el espectro lumínico, recoge otras energías vitales y armonizadoras del cosmos, lo que conlleva a que los centros energéticos, y el aura vibren de forma equilibrada y armoniosa, detecta y elimina bloqueos energéticos alejando frecuencias nocivas, además de ser un protector, el cuarzo absorbe, almacena, libera y regula la energía. Tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades energéticas de la persona que necesita de su sanación o que ha decidido comenzar un trabajo espiritual.

Portar un cuarzo constantemente refuerza el campo biomagnético.

Es un gran sanador y puede utilizarse para cualquier alteración o enfermedad, estimula el sistema inmune, equilibra el organismo, y es muy bueno en el consuelo de las quemaduras.

Induce la energía emocional al mejor estado de ánimo posible.

Ayuda a encontrar solución a los problemas, organizar nuestras prioridades.

Despeja la mente, desarrolla el intelecto, las ideas, y los nuevos proyectos, siendo recomendable para los estudiantes, para facilitar momentos de claridad mental, conecta la dimensión física con la mente.

Indispensable para personas que mediten de forma habitual y en cualquier tipo de meditación, ya que es un gran amplificador de energía, limpia el alma desde lo más profundo de ésta, eleva la vibración del ser al nivel más elevado posible de cada persona, también tiene la capacidad de reducir ciertos aspectos del karma, operando a todos los niveles del ser.

El cuarzo contiene gran cantidad de información a la que acceder, sobre todo a través de la sintonización con él, bien a través de la meditación, de mantenerlo bajo la almohada durante el sueño, o cualquier otra forma de trabajar con tu cuarzo personal.

Las pequeñas drusas son las más recomendadas para tratamiento terapéutico, las de mayor tamaño se aconsejan para armonizar diferentes espacios, lugar de trabajo, vivienda, consultas, espacios en los que han ocurrido desdichas o discusiones puesto que limpian las tensiones derivadas de estas).

Protege de las radiaciones y disgrega la energía estática.

Si se sujeta un cuarzo junto a la línea de combustible de un automóvil reduce su consumo, puesto que reorganiza las moléculas del mismo y la combustión se produce de forma más rentable energeticamente.

Aumenta los dones psíquicos, entre otros la telepatía.

2 opiniones en “Cuarzo transparente, Cristal de roca o Hialino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *