Arquetipos, Árboles.

 

Los árboles constituyen uno de los signos más comunes y tradicionales en todo el mundo, de ahí el Árbol de la Vida y el Árbol de la Ciencia. Los árboles pueden ser un símbolo personal de nuestra evolución en la vida.

Sus raíces, que se hunden en las entrañas de la tierra pueden equipararse con nuestra vida terrenal, mientras que las ramas que se elevan al cielo puede simbolizar nuestra conciencia superior, lo cual permite sentirse arraigado y apegado al plano terrenal, y a la vez elevarse hacia cimas más espirituales.

Cada árbol tiene sus propias características. ¿Crece recto o encorvado? Un árbol viejo y nudoso puede denotar sabiduría y fortaleza. Un sauce delgado puede sugerir que nos adaptamos a las circunstancias.

El significado de un árbol puede denotar también dependiendo de si está empezando a echar hojas, si está completamente cubierto de hojas, si está empezando a perderlas o si no tiene ninguna.

Un álamo temblón, puede denotar miedo como indica la expresión “temblar de miedo”. Los robles, que eran considerados sagrados por los celtas, simbolizan la fuerza. Un pino puede sugerir claridad espiritual y purificación. Una palmera, afecto y libertad. Un árbol frutal, dar frutos en la vida.

Los árboles pueden hacer referencia a las cuestiones familiares, como sugiere, por ejemplo, el árbol genealógico. Analice otros posibles signos para entender qué significa esta señal. Quizás tenga relación con su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *